Declaración de las embajadas populares de Bielorrusia

Nosotros, los bielorrusos en el exterior:

  • No reconocemos como legítimas las elecciones celebradas en Bielorrusia el 9 de agosto de 2020 y a Alexander Lukashenko como presidente electo, basándose en los resultados de los sondeos nacionales e   internacionales,   la observación independiente en Bielorrusia, el informe de la OSCE sobre falsificaciones y  la falta de  reconocimiento oficial de los resultados electorales por parte de los gobiernos de los países de la UE, EE.UU., Canadá, etc.
  • Condenamos las represiones masivas contra la población civil para retener ilegalmente el poder y apoyamos las demandas de los habitantes de Bielorrusia: liberación de presos políticos y personas detenidas ilegalmente, fin de la violencia y enjuiciamiento de los culpables, celebración de nuevas elecciones.
  • Declaramos que el Consejo Asesor de Bielorrusos en el Extranjero, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Bielorrusia y las embajadas no tienen legitimidad democrática para representar los intereses de Bielorrusia y a los bielorrusos en el extranjero.

Para proteger los derechos e intereses de los ciudadanos bielorrusos y para representar en el exterior a   la Bielorrusia democrática, liderada por Svetlana Tikhanovskaya, el Consejo de Coordinación y la Administración Anticrisis del Pueblo, anunciamos la creación de las Embajadas populares.

Las principales tareas de las Embajadas populares:

  1. Informar públicamente sobre la situación de Bielorrusia.
  2. Establecer y mantener contactos con agencias gubernamentales, asociaciones públicas, sindicatos, círculos empresariales, científicos y proveedores culturales en el exterior.
  3. La ayuda a los ciudadanos de Belarús que se ven forzados a abandonar el país.

La creación de las Embajadas populares pasó a formar parte de la agenda del Congreso Mundial de Bielorrusos, celebrado del 31 de octubre al 1 de noviembre de 2020 y está consagrada en su Resolución.